El verano ha dado un respiro al sector turístico español tras meses de escasa actividad como consecuencia de la pandemia de la COVID-19. Gran parte de los destinos, en especial los de costa, han finalizado agosto con notables niveles de ocupación. Una mejora que se debe en buena medida al mercado emisor nacional y a un leve repunte del internacional –en julio nos visitaron 4,4 millones, un 78% más que en el mes anterior-, pero los empresarios confían en alargar la temporada y poder compensar los pasados.

Según un informe del Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR), la temporada se podría alargar dado que un 13% de los españoles ha decidido tomar sus vacaciones a partir de septiembre. Un porcentaje que se eleva al 30%, de acuerdo con una encuesta de Segittur y Minube.

La positiva evolución del empleo en los últimos meses apoya también un a este posible alargamiento de la temporada. Tradicionalmente, con la finalización de agosto, las contrataciones en el sector decaen y, en consecuencia, se produce un aumento del paro. Sin embargo, este año, según datos del Ministerio de Trabajoel desempleo experimentó un descenso de 82.583 personas en el octavo mes del año respecto a julio -la mayor caída de toda la serie histórica, que se inició en 1999-, gracias en gran medida al repunte del turismo.

Si bien, es momento de esperar a que se eliminen ciertas restricciones del COVID y poder ampliar así el periodo vacacional unos meses más. De mantenerse algunas limitaciones, se impedirá que la temporada alta se extienda hasta septiembre y octubre. Así lo deseaba la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía y las Administraciones públicas y las diferentes patronales de la isla de Ibiza.

Fórmulas para animar a los viajeros

De acuerdo con ObservaTUR, este año habrá más fórmulas que permitirán al sector alargar la temporada, como las ofertas de último minuto, promociones, descuentos a menores, facilidades de pago y una política de cancelaciones flexible.

Según su análisis, los españoles que viajen en septiembre lo harán sobre todo a destinos nacionales (cerca del 80%), no masificados, y a una comunidad autónoma diferente a la propia (71%), durante un periodo mínimo de ocho días.

Otra opción son los bonos turísticos que muchas administraciones autonómicas y locales vuelven a poner en funcionamiento para incentivar el consumo de productos y servicios en este sector en los próximos meses, como lo hará la Comunidad Valenciana, la Comunidad de Madrid, Aragón y Santander.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *