La huelga de Ryanair está convocada para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio, en las diez bases de la aerolínea en España —Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma de Mallorca—.

El aeropuerto de Málaga se ha convertido en el aeropuerto español más afectado por las anulaciones del fin de semana (con un total de 20), seguido por el de Barcelona (14) y, a mucha distancia, Ibiza y Alicante. Además de en España, el paro de Ryanair también se ha convocado en Francia, Bélgica y Portugal.

Aeropuerto de Málaga afectado por la huelga de Ryanair

Según los datos facilitados por el sindicato convocante USO, a los 16 vuelos (salidas y llegadas) cancelados el sábado se sumaban otra veintena el pasado domingo, siendo el aeródromo español más afectado por delante de los 14 de Barcelona. Entre ellos destacan las dos conexiones (salida y llegada) con Oslo (Noruega), Marsella (Francia), Estocolmo (Suecia), los aeropuertos ingleses de Exeter y East Midland o, a nivel nacional, las de Gran Canaria, Ibiza y Lanzarote. Ryanair tenía programadas 84 operaciones con salida o destino Málaga.

Vuelos cancelados por huelga en aeropuerto de Alicante-Elche

A pesar de que en algunos aeropuertos de España, como el de Palma de Mallorca o el de El Prat se han vivido momentos de tensión y desesperación entre los pasajeros que han visto sus vuelos retrasados, en la tarde del domingo, el aeropuerto Miguel Hernández acumulaba un total de 7 vuelos cancelados.

Los tripulantes de cabina de Ryanair tienen previsto retomar los paros el jueves, viernes y sábado próximos para seguir reclamando a la aerolínea mejoras laborales y salariales. Se da la circunstancia de que los tripulantes de cabina de Easyjet también están convocados a nueve días de huelga en julio que empezarán el viernes, por lo que el próximo fin de semana coincidirán los dos paros.

Derecho de los pasajeros ante huelga de aerolíneas

Los afectados siempre tienen derecho al reembolso íntegro del billete «en siete días», o a un transporte alternativo hasta el destino final, según lo dispuesto en el artículo 8 del Reglamento 261/2004. Además, no sólo tendrían derecho a esa compensación, sino que desde Wings to Claim también se reclamarán los gastos ocasionados de la incidencia aérea, tales como noches de hotel, transporte, entradas de ocio, etc.

Fuente: Wings to Claim

Sin embargo, la aerolínea no tiene que entregar dichas compensaciones si:

Los pasajeros pueden reclamar a las compañías indemnizaciones de entre 250 y 600 euros. La cuantía depende, en este caso, de la distancia entre origen y destino.

Mientras dure la demora del viaje, la aerolínea debe facilitar comida y bebida, dos llamadas telefónicas o acceso al correo electrónico, alojamiento en un hotel (con sus respectivas comidas) si es necesario pernoctar y transporte del aeropuerto al hotel. En caso de que la empresa no se hiciese cargo de los gastos, los viajeros deben guardar los recibos para posteriormente reclamarlos.

Desde Wings To Claim, despacho jurídico encargado en defender los derechos de los pasajeros ante incidencias aéreas (retrasos, cancelaciones, overbooking, etc.), recomendamos que, ante este tipo de situaciones, siempre se consulte para que los abogados expertos puedan analizar el caso. Disponibles 24h llamando al 963 21 51 24 o escribiendo en atencionalcliente@wingstoclaim.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *