Las Comunidades Autónomas inician el debate sobre la obligatoriedad del pasaporte COVID, de la vacuna para ciertos colectivos y de actuaciones preventivas en los colegios

Con la vista puesta en el invierno, algunas comunidades autónomas buscan desde ya anticiparse a posibles rebrotes de la COVID-19 abriendo el debate sobre cuestiones como la obligatoriedad del pasaporte COVID, de la vacuna para ciertos colectivos o de actuaciones preventivas en los colegios.

En concreto, Galicia, Comunidad Valenciana y País Vasco adelantaban este lunes que ya estudian qué actuaciones llevar a cabo para proteger a los más vulnerables con la llegada del frío y un mayor uso de los espacios cerrados, que han provocado un aumento de los contagios en la mayor parte del territorio nacional.

Y, además, a ello hay que sumar las preocupantes cifras que llegan desde varios países europeos, principalmente de aquellos con porcentajes de vacunación más bajos que España, lo que ha puesto ya al sector turístico en alerta de cara a las próximas semanas.

Vacunación obligatoria de coletivos

Ante esta situación, comunidades como País Vasco han abierto el debate en torno a la vacunación obligatoria de determinados trabajadores, a pesar de que, para hacerse efectivas, este tipo de medidas deben ser tomadas de manera uniforme en el conjunto del país.

En Castilla y León, se ha hecho un llamamiento a todas las personas que por algunas razones no lo han hecho todavía y ha remarcado que deben hacerlo también por el bienestar de la población en su conjunto.

Desde Cantabria, también se pide a los 40.000 habitantes que aún no se han vacunado a que lo hagan poniendo como ejemplo que la incidencia acumulada entre los no vacunados es de 116 casos en Cantabria, el doble que entre los vacunados, en los que baja a 52.

Este llamamiento se repite en la Comunidad valenciana, teniendo en cuenta los 500.000 valencianos que todavía no se han vacunado.

Pasaporte COVID para otros usos

Comunidades han puesto sobre la mesa otra cuestión que afecta al conjunto de la población, como el pasaporte COVID, para que se pueda implantar el en determinados centros y proteger así a los más vulnerables.

En País Vasco se anuncian «nuevas directrices» en las zonas con una mayor incidencia, que supera ya los 150 casos por 100.000 habitantes en toda la región.

También en Galicia se avisaba este lunes de que no se descarta tomar medidas de ningún tipo, además de exigir el certificado covid a las visitas hospitalarias, si continúan subiendo los casos activos con este virus, como ocurre en las áreas sanitarias de A Coruña y Ourense.

Sin embargo, en Andalucía, con una incidencia de 44 casos y el 91,2% de los andaluces vacunados, no contempla la adopción de restricciones duras «a corto plazo», ya que la tendencia «ascendente» de los contagios de la covid no va aparejada de un aumento de la presión asistencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *